¿Por qué Biodanza Terapéutica?

Danzamos no sólo cuando vivenciamos con música, sino danzamos también cuando nos comunicamos desde el sentimiento en el relato de vivencia, donde cada uno comparte secretos, vergüenzas, dolores, alegrías, donde la colectividad me devuelve validatoriamente que soy merecedor de ser escuchado y reconocido. 
No vamos a Biodanza solamente para encontrar unas horas por semana un momento de felicidad en una burbuja que se desvanece en cuanto dejamos de estar ahí, sino vamos para aprender a ser generadores de vínculos y redes afectivas, a ser generadores de comunidad. Aprendemos a ser matrices del mundo que soñamos. Como dice Ghandy, “se tú el cambio que quieres generar en el mundo”.
Nuestro propósito en la Biodanza Terapéutica es aprender a ser agentes de cambio.
Hemos decidido tener este encuentro para que los facilitadores que se han formado en la Escuela de Biodanza Terapéutica y, que ya son nuestros colegas, y sus alumnos seamos capaces de generar comunidad, una gran comunidad de gente que se quiere y que conoce su significado, sabe, igual que el campesino sabe plantar una semilla y favorecer su germinación, el biodanzante sabe abrazar con intención y decisión, mirar a los ojos, expresar ternura, pedir cariño, ofrecerlo, ser empático, escuchar, expresar y muchas otras acciones que nos permiten construir una comunidad afectiva. Y queremos una comunidad afectiva no solo feliz sino sobre-todo replicable, aplicable en distinos ámbitos laborales, ecológicos, vecinales, replicable en una nueva sociedad.
ESCUELA BIOINTEGRACIÓN

Calendario Actividades Biodanza Terapéutica